Comparteeee!!!

El masaje anticelulítico busca deshacer los nódulos celulíticos que hay bajo la dermis con la finalidad de que la piel se vuelva más firme y tenga un mejor aspecto. Es lo que popularmente se conoce como “piel de naranja”, un problema que afecta a un gran número de mujeres en todo el mundo.

¿Qué hace un masaje para la celulitis?

Hoy en día, para combatir la celulitis y la piel de naranja hay un gran número de tratamientos diferentes así como técnicas y remedios. Uno de ellos es el masaje anticelulítico, una técnica que se aplica de una manera fuerte y con manipulaciones contundentes y rápidas.



Con este masaje se busca abrir los poros, movilizar el sistema linfático, romper la grasa y permitir la penetración bajo la piel de los diferentes productos que se utilizan con el objetivo de combatir y luchar contra la celulitis.

Este tipo de masaje para la celulitis permite mejorar la circulación venosa y linfática así como el tono muscular y aumentar la oxigenación cutánea y la eliminación de las sustancias de desecho.

Otros masajes que pueden ayudar a luchar con la celulitis son:

▶️ Presoterapia

▶️ Masaje reductor

Modalidades y tipos de masaje anticelulítico

El masaje anticelulítico cuenta con varias modalidades diferentes, cada una con sus propias características y beneficios, pero todas tienen un objetivo en común, la lucha contra la celulitis.

Drenaje linfático

Por ejemplo, el masaje linfático es una de esas modalidades. Con él se busca eliminar las toxinas así como mejorar el sistema que tiene nuestro organismo que se encarga de drenarlo. Esto se consigue a través de presiones hechas con los dedos y las manos.

Se trata de un método suave que puede incluir arcillas, aceites esenciales o sales específicas para exfoliar la piel. Suelen ser masajes profundos y se concentran en las áreas más afectadas.

En este caso, la sesión puede llegar a durar una hora aproximadamente y los expertos recomiendan que para poder eliminar las grasas y toxinas más rápido, se beban al menos dos litros de agua al día y se tenga una buena alimentación.

mesoterapia para celulitis

Mesoterapia

La mesoterapia es otra de las modalidades y en ella se inyectan diferentes medicamentos homeopáticos en la capa media de la piel. Esto, combinado con otras terapias alternativas puede mejorar mucho el aspecto de la celulitis.

Masaje Shiatsu

Otra modalidad es el masaje Shiatsu, una terapia milenaria japonesa que además de para aliviar diferentes dolencias o enfermedades también es ideal para combatir la celulitis. Este masaje se hace con muchas partes del cuerpo como dedos, nudillos, codos, palmas de las manos, antebrazos, etc.

Masaje hidroterapéutico

El masaje hidroterapéutico se lleva a cabo mediante baños con agua bastante fría combinados con diferentes clases de hierbas medicinales y también con chorros de agua a diferente presión, los cuales se aplican en las zonas donde esté la celulitis localizada.

Esto hace que se mejore notablemente la circulación sanguínea, se eliminan las grasas acumuladas y las toxinas y también hace que la piel rejuvenezca.

Beneficios del masaje anticelulítico

Los masajes anticelulíticos pueden tomarse con bastante frecuencia, pero es importante que se utilice alguna clase de aceite esencial para mejorar los resultados.

Estos masajes contribuyen con el mejor funcionamiento del drenaje linfático, ayudando a que este sistema funcione correctamente y también se puedan eliminar mejor las sustancias de desecho del organismo.

Por otro lado, ayudan a la reabsorción de los líquidos que hay acumulados en el tejido adiposo, contribuyendo a la eliminación de las grasas que hay acumuladas debido al proceso del metabolismo.

masaje reductor anticelulitico

Hacerse este masaje de manera frecuente puede llegar a reducir de manera más que considerable el riesgo de padecer una patología llamada fibrosis. Asimismo proporciona una gran relajación al cuerpo gracias al efecto analgésico que suelen tener los productos que se aplican normalmente.

Hay que tener presente que dependiendo del grado de celulitis que se tenga se pueden necesitar más masajes, lo que junto a las cremas anticelulíticas harán que la apariencia de nuestra piel sea mucho mejor y notemos una importante reducción de la celulitis.

Contraindicaciones

Cada organismo aceptará esta técnica de manera diferente y no siempre es efectiva para todos. Además, en ocasiones se pueden dar reacciones alérgicas en la piel cuando se utilizan determinados productos para el masaje.

También se pueden llegar a formar moretones y marcas porque la piel suele ser pellizcada de manera constante. Aunque no está demostrado científicamente, algunos profesionales han sugerido que esta clase de masajes pueden llegar a dañar o incluso romper algunos vasos sanguíneos.

Al contrario que en un masaje relajante, para conseguir resultados con el masaje anticelulítico se debe aplicar una técnica especial, por lo que un aficionado o aficionada no podría dárselo a sí mismo o al compañero.

Por eso, lo más recomendable es buscar un profesional cualificado o un centro especializado en esta clase de masajes, con lo que nos aseguraremos que la persona que nos dará el masaje será un experto y conseguirá reducir o acabar con nuestra celulitis.