Comparteeee!!!

El masaje descontracturante es un masaje manual con el que se consigue aliviar las contracturas, es decir, eliminar las contracciones y agarrotamientos de músculos. Con ello se logra eliminar el dolor y volver al funcionamiento normal del músculo recuperando la movilidad.

¿Por qué se producen las contracturas?

A veces, cuando realizamos algún esfuerzo que sea repetitivo, independientemente de si son intensos o no, podemos llegar a superar la capacidad de adaptación del músculo, algo que puede desembocar en una contractura, algo que puede pasar en cualquier músculo, sin importar el grupo al que pertenezca.

masaje descontracturante en cuello

Los músculos que pueden sufrir sobrecargas de manera muy común son los que se encuentran en la zona del cuello así como el tríceps sural o los paravertebrales de la columna entre muchos otros.

Los masajes descontracturantes consiguen eliminar dichas contracturas y devolver el músculo a su estado normal. También nos ayudarán a liberar endorfinas, las hormonas que funcionan como anti depresivos naturales del organismo y que produce en todos nosotros una positiva sensación de bienestar.

Otros masajes que pueden ser interesante para complementar a este serían los siguientes:

▶️ Masaje terapéutico para el alivio tanto del dolor como de las tensiones

▶️ Masaje deportivo para preparar y recuperar los músculos tanto antes como después de realizar deporte

¿Cuándo dar un masaje para quitar contracturas?



El masaje para contracturas está recomendado para aquellas personas que han hecho un sobreesfuerzo en determinado paquete fibrilar sin que haya pasado el tiempo de recuperación recomendable.

Para quitar una contractura no hace falta ser deportista ni realizar determinada actividad física. Esto es algo que sucede de manera frecuente en el ámbito laboral, no siempre suele asociarse al deporte. La realización de un movimiento en repetidas ocasiones, con o sin resistencia o sin llevar demasiado peso, es algo que puede llegar a producir contracturas.

Hay que pensar en los músculos cuando nos encontremos trabajando o haciendo determinada acción, incluso cuando estamos sentados. Es importante tener presente que las posturas forzadas o incorrectas pueden ser otra clase de problema físico que requiera la intervención de un fisioterapeuta.

Además puedes encontrar interesante además otros masajes del tipo:

▶️ Masaje relajante

▶️ Masaje de pies

Beneficios del masaje descontracturante

Dependiendo del tiempo que lleve activa la contractura, el masajista podrá elegir la mejor forma para tratarla, y con ello conseguiremos una serie de beneficios muy importantes

masaje descontracturante hombro

  • El hecho de darnos un masaje descontracturante no solo nos ayudará a disolver una contractura sino también a aliviar el dolor que podamos tener y recuperar la movilidad habitual del músculo.
  • El masaje descontracturante consigue activar la circulación sanguínea y de la linfa, consiguiendo eliminar las toxinas. Ayuda a mantener la piel elástica, nutriéndola gracias a los aceites vegetales que se utilicen y también puede eliminar las células muertas de la piel.
  • Nos proporcionará una excelente sensación de relajación y permitirá que tengamos un sueño placentero, pudiendo descansar de manera profunda.
  • Ayuda a combatir el estreñimiento haciendo que se vaya al servicio mejor y con más frecuencia.
  • También contribuye con la eliminación de las migrañas y los dolores de cabeza, independientemente de si estos son producidos tanto por el exceso de toxinas en el cuerpo como por tensiones cervicales producidas por la repetición de un mismo movimiento, una caída, malas posturas, etc.
  • Hay estudios que afirman que puede ayudar a liberar emociones, algo que defienden los especialistas Wilhem Reich e Ida Rolf, quienes nos recordaron que el cuerpo no está separado ni de nuestros pensamientos ni de los sentimientos.

Contraindicaciones y precauciones

Son varias las causas por las que no se podrían llegar a recibir un masaje descontracturante y aunque no vamos a enumerarlas todas sí que os daremos algunas de las más importantes. No se recomienda este tipo de masaje en estos casos:

  • Con la presencia de heridas sin cicatrizar, hematomas, edemas agudos, derrames articulares, contusiones de importancia
  • Contusiones graves
  • Cuando se ha sufrido de una insolación
  • Durante la menstruación
  • Embarazo en los tres primeros meses de gestación
  • Enfermedades de la piel
  • Enfermedades de tipo metabólico como la gota
  • Enfermedades vasculares inflamatorias así como otras inflamaciones como la de de los ganglios linfáticos y cadenas ganglionares
  • Enfermedades vasculares inflamatorias
  • Episodios de dolor
  • Hemorragias recientes
  • Hipertensión arterial
  • Procesos inflamatorios de origen bacteriano
  • Reacciones cutáneas al masaje
  • Roturas o desgarros de músculos, tendones, ligamentos, etc
  • Taquicardias
  • Tras haber sido sometidos a operaciones quirúrgicas
  • Traumatismos recientes
  • Trombosis y embolia arterial por riesgo de embolismo pulmonar o de otros tejidos del organismo, taquicardias, hipertensión arterial y otras cardiopatías