Comparteeee!!!

El masaje perineal prenatal o el ensanchamiento del canal del parto es el masaje del perineo de una mujer embarazada alrededor de la abertura de la vagina. El objetivo es imitar más suavemente la presión de la cabeza de un bebé durante el parto, con intención de evitar el desgarro del perineo y reducir la necesidad de una episiotomía o un parto con instrumentos (fórceps o extracción al vacío).

Recomendaciones y ejercicios relacionados

El masaje perineal es muy importante para ayudar a la mujer a que prepare su cuerpo para el momento en el que vaya a dar a luz. Por eso también es recomendable que realice ejercicio físico para poner a tono sus músculos, especialmente los de las piernas, para que puedan resistir mejor el esfuerzo que supone dar a luz.

En este caso también se recomiendan los ejercicios de Kegel para poder fortalecer lo que se conoce como suelo pélvico. A pesar de ello, el masaje perineal ha adquirido una gran importancia en los últimos años y cada vez son más mujeres las que se apuntan a esta tendencia.



El hecho de masajear el conjunto de músculos y ligamentos por donde pasará el bebé durante el parto será de gran beneficio dado que ayudará a que se encuentren más elásticos y con lo que se evitarán los desgarros. Asimismo se consigue reducir las posibilidades de que el propio ginecólogo tenga que hacer una episiotomía, una incisión que permita la salida de la cabeza del bebé durante el parto.

Sin embargo, para todas aquellas mujeres que han dado a luz y lo que buscan es recuperar su figura, pueden ser de su interés estos masajes:

▶️ Masaje linfático ayuda en la retención de líquidos

▶️ Masaje anticelulítico para combatir lo que conocemos como “piel de naranja”

¿Cuándo hay que dar un masaje perineal?

Los expertos recomiendan comenzar unas cuatro o cinco semanas antes de la fecha estimada del parto y se aconseja hacerlo a diario entre 5 y 10 minutos. Es importante que haya constancia para que el perineo vaya adquiriendo elasticidad y que cada mujer vaya conociendo cuáles son todos sus límites y la capacidad que hay de relajarse en el momento en el que comienza a doler.

Hay que tener en cuenta que aunque no es obligatorio hacerse el masaje perineal para poder dar a luz, los expertos recomiendan hacerlo porque puede prevenir heridas perineales. Asimismo ayuda a ir al parto con esta zona mucho más preparada así como con más conocimiento del proceso y se podrá vivir todo con más normalidad.

pasos masaje perineal

Como podemos imaginar, esta clase de masajes están recomendados únicamente para todas aquellas mujeres embarazadas. Aunque se puede hacer antes de la semana 34ª es a partir de ésta cuando está demostrado científicamente que es de gran ayuda gracias a su eficacia.

Antes de someterse a esta clase de masajes, los expertos recomiendan a todas las mujeres que poco a poco se familiaricen con la zona del perineo. Para ello se aconseja tomar una postura que resulte cómoda y que utilice un espejo para poder ver. Puede hacerlo con la pierna levantada sobre un taburete, en cuclillas o tumbada si se tiene buena flexibilidad.

Para las mujeres que no lo sepan, esta zona está en el área superficial del suelo pélvico, entre la vulva y el ano. Se divide en dos zonas, el periné anterior, donde están los orificios de la uretra y la vagina, y el periné posterior, donde está el ano.

Estas zonas están formadas de diferentes ligamentos y músculos, muchos de ellos relacionados directamente con la fase expulsiva del bebé durante el parto. Esa es la razón por la cual es tan importante ejercitar esta zona del cuerpo para poder sobrellevar mucho mejor la tensión que se genera durante el parto.

Beneficios del masaje perineal

  • Gracias a esta clase de masajes se consiguen muchos beneficios como por ejemplo reducir el riesgo tanto de desgarros como de episiotomía. Esto es toda una ventaja porque la episiotomía (una incisión en la zona del perineo para agrandar la vagina) tiene sus riesgos como sangrado, relaciones sexuales dolorosas, infección o un desgarro grande.
  • Con esta clase de masajes los tejidos de la vagina van adquiriendo más capacidad tanto para extenderse como para relajarse durante el parto, con lo que se consigue una apertura suficiente como para que salga el bebé.
  • También ayuda mucho a poder familiarizarse con las sensaciones que se tienen durante el parto, lo que permitirá ir a ese momento tan especial con mucha más tranquilidad y sin miedos a dolor.
  • Otro de los beneficios de los masajes perineales es que ayudan mucho a que la recuperación posparto sea mucho más rápida. Las mujeres que no sufren daño perineal después de haber dado a luz, tienen un suelo pélvico más fuerte y consiguen recuperarse de manera más rápida que otras madres que han tenido que ser hacérseles una episiotomía.
  • como dar masaje perineal

  • Previene la incontinencia y las pérdidas de orina, sobre todo durante el último trimestre a causa del crecimiento del bebé. También facilita la dilatación porque los masajes perineales favorecen la circulación sanguínea en toda la zona.
  • Entre otros de los muchos beneficios también se encuentra que reduce las posibilidades de que aparezcan hemorroides debido al esfuerzo que se hace durante el parto y también favorece a que la mujer esté más tranquila durante el parto.
  • Esa tranquilidad es muy necesaria y gracias a este masaje estará más presente en el parto, lo que permite que la mujer tenga una mayor seguridad y serenidad durante el proceso de dar a luz.

Precauciones y contraindicaciones

  • Las manos deben estar siempre limpias para evitar cualquier clase de complicación o infección dentro de la vagina. Asimismo no se aconseja el uso de cremas o de aceites perfumados.
  • En caso de que la mujer embarazada tenga alguna clase de lesiones vaginales o infecciones frecuentes, no hay que seguir haciendo esta clase de masajes. El principal objetivo es que el masaje genere facilidades y no complicaciones antes del esperado día del parto.
  • Aquellas mujeres que cuenten con complicaciones durante el embarazo como pueden ser desplazamiento o rotura de membranas o amenazas de aborto deben evitar hacerse estos masajes. Por esa razón lo más recomendable es iniciar los masajes tras el sexto mes de gestación.
  • Las infecciones que se pueden llegar a tener en la vagina así como lesiones, cesárea programada o placenta previa, entre otras afecciones, pueden ser razones más que suficientes como para que no se recomiende hacer esta clase de masajes.
  • Para finalizar, si se tiene alguna clase de duda sobre si poder hacer este masaje, lo mejor es consultar con los profesionales médicos, quienes harán una revisión y sean ellos los que decidan si finalmente se puede realizar un masaje perineal prenatal o ensanchamiento del canal del parto.