Comparteeee!!!

Más que un tratamiento para aliviar el dolor o mejora de lesiones, contracturas, etc., el masaje relajante está destinado al bienestar de la persona y en ocasiones se usa para reducir los efectos de la ansiedad, la tensión, el estrés, etc. También puede estar destinado a relajar partes localizadas del cuerpo: cara, pies, espalda, etc. o a mejorar la circulación sanguínea.

De dónde viene y algunas curiosidades

Como curiosidad hay que decir que las palabras “masaje relajante” tienen sus propias etimologías. Por ejemplo, se dice que la palabra masaje deriva de la francesa “massage” y quiere decir amasar. Pero también se dice que viene del latín “massa”, que a su vez procede del griego y también la raíz “mas” que procede del árabe, que quiere decir palpar o tocar. Por su parte, la palabra relajante viene del latín “relaxare” que literalmente significa alojamiento intenso.

masaje para relajarse

Conociendo su etimología se puede decir que se trata de un método o tratamiento manual de determinada zona del cuerpo que necesita aliviar o eliminar su dolor, por lo que también se puede imaginar que técnicas como estas no son en absoluto nuevas sino que llevan entre nosotros muchos siglos.

Si lo que buscas es otro tipo de masajes, también puede interesarte:

▶️ Masaje sueco es el masaje común de occidente

▶️ Masaje de pies devuelve al organismo el equilibrio perfecto

▶️ Masaje terapeutico busca aliviar tensiones y dolor

Tipos de masaje relajante

Los masajes relajantes pueden darse a nivel general (en todo el cuerpo) pero lo más habitual es que se enfoquen en alguna zona específica.



Tipos de masaje relajante por zonas de aplicación

Los masajes relajantes localicados se suelen aplicar en:

  • espalda
  • pies
  • cabeza
  • cuello
  • piernas
  • brazos
  • cara
  • cervicales
  • manos
  • pecho

Cómo y dónde se realiza

Este masaje normalmente se realiza en una camilla donde se deja al descubierto la parte del cuerpo a tratar. El profesional realizará movimientos suaves con las manos y sin ejercitar demasiada presión sobre el cuerpo, haciéndolo casi de manera sutil pero muy agradable para todos los usuarios. Además se suele estimular al paciente de manera sensorial, con lo que todos los sentidos podrán aportar un plus de relajación.

masaje relajante en los pies

El masaje se lleva a cabo en una cabina específicamente acondicionado para ello, con camilla, una decoración adecuada, música suave, velas, aromas de incienso o aceites aromáticos, todo ello con el principal objetivo de crear una atmósfera adecuada y que la persona disfrute de una experiencia muy relajante.

¿Cuando darse un masaje de relajación?

Todo el mundo es susceptible de someterse a los masajes de relajación, pero sobre todo es recomendable para aquellas personas que por su ritmo de vida, situación laboral, etc., están sometidos a mucha presión, estrés, tengan problemas circulatorios, musculares o realicen actividades de mucha tensión.

Se trata de una terapia manual que busca el bienestar de la persona aumentando su producción de endorfinas, proporcionándole una sensación muy placentera. Suele emplear movimientos suaves en los que se aplica menor presión que en los masajes específicos. Son ideales para quienes reciben un masaje por primera vez o para personas que no tienen una necesidad concreta (contractura, lesión, dolor focalizado, etc.).

El principal objetivo de esta clase de masajes es conseguir aliviar la tensión y un estado mental de máxima relajación. En él se prioriza sobre todo el uso de las manos y los pases suaves en lugar de movimientos fuertes que suelen hacerse en otros estilos como por ejemplo el masaje descontracturante.

Es importante recordar que un masaje no sustituirá jamás a un tratamiento médico, sino complementarlo, con lo que se mejorará notablemente las situaciones citadas anteriormente.

Masaje relajante beneficios

  • Esta clase de masajes lleva asociado un gran número de beneficios y no solo se consigue que la persona que lo recibe disfrute de una máxima relajación sino que se consigue reducir los dolores de espalda, evitando así tener que utilizar productos o medicamentos analgésicos.
  • Además son muy beneficiosos para aquellas personas que sufren de mucho estrés porque los masajes relajantes reducen hasta en un 50% la producción del cortisol, la conocida como hormona del estrés.
  • masaje relajante para parejas

  • Gracias a la liberación de la tensión muscular, un masaje relajante puede mejorar notablemente la flexibilidad y también reducir los calambres. También reduce el pulso cardíaco, pueden reducir la presión sanguínea y también aumentar el flujo de sangre a los músculos.
  • Si hablamos de los músculos, hay que decir que esta clase de masajes consigue eliminar las toxinas de los músculos debido a que se incrementa la cantidad de oxígeno alrededor del cuerpo.
  • Por otro lado, también hay que destacar que ayudan a reducir los dolores de cabeza así como las molestas migrañas, siendo de gran ayuda para estos últimos casos.
  • Otro factor importante es la notable mejora del sueño que se consigue.
  • Para finalizar, estos masajes tienen un gran impacto en las emociones de quien lo recibe dado que al reducir las tensiones musculares se consigue mejorar el estado anímico. Aportan una gran energía, ayudan a mejorar la confianza que se tiene de uno mismo en incluso en los demás.

Contraindicaciones

Aunque esta clase de masajes aporta un gran número de beneficios, podría también tener contraindicaciones o precauciones para algunas personas.

  • Los masajes en general deben evitarse si se tienen enfermedades como hipotensión, cáncer linfático, hongos o alguna clase de enfermedad de la piel que pueda resultar contagiosa.
  • Las personas que tienen cáncer linfático no deben someterse a ello dado que puede facilitar que las células malignas circulen no solo por el torrente linfático sino también por otras zonas del cuerpo.
  • Por otro lado, si se tiene hipotensión y no se tiene la tensión controlada, tampoco es conveniente recibir un masaje relajante. Esta clase de terapia manual produce un efecto hipotensor muy útil, pero puede resultar negativo en caso de la hipotensión.
  • Por supuesto tampoco se recomienda cuando exista alguna clase de enfermedad cutánea o lesión en la piel.

Otras precauciones

En general un masaje relajante siempre es beneficioso independientemente de nuestro estado de estrés y ansiedad. Sin embargo, las mujeres embarazadas deben consultar a su médico si pueden someterse a esta clase de masajes. En tal caso, hay masajes específicos como el masaje perineal de preparación al parto, donde deben avisar al masajista que evite utilizar aceites esenciales porque podrían afectar al feto.

También es necesario avisar al masajista si se tiene alguna clase de alergia a los frutos secos por ejemplo. En ocasiones se suele utilizar aceite de almendras, muy efectivo pero puede resultar un peligro para los alérgicos.