Comparteeee!!!

El masaje Shiatsu es originario de Japón y bebe de muchas de las influencias de la medicina tradicional china. Se basa en una terapia que tiene como objetivo conseguir una correcta canalización de la energía vital gracias a la presión en puntos clave de nuestro cuerpo, siempre realizada con las palmas y los dedos de la mano.

Masaje Shaitsu vs masaje Tailandés. Diferencias

El Shiatsu tiene similitudes con el masaje Nuad Boran o Masaje Tailandés, pero no son lo mismo. Mientras el Shiatsu proviene de Japón, el masaje thai tiene sus raíces en la India y el budismo, y tiene en cuenta la meditación y unidad de cuerpo y espíritu.

Aunque ambos masajes se realizan en un futón o colchoneta en el suelo, el masaje tai aplica movimientos parecidos a los de yoga con una serie de estiramientos y presiones que usan las manos, piernas, rodillas y pies.

tipico masaje shiatsu

En cambio el Shiatsu aplica presión con los dedos y las manos en ciertas zonas, con técnicas hasta cierto punto similares a la acupuntura pero sin usar agujas.

Aunque técnicas similares datan de miles de años, el Shiatsu como tal no es tan viejo como se podría llegar a pensar dado que hay constancia de su práctica desde principios del pasado siglo XX. Fue en el año 1912 cuando Tokujiro Namikoshi perfeccionó la técnica de presión ejercida con los pulgares y las palmas de la mano para poder tratar la artritis reumatoide que sufría su madre.

Principios y aplicación

El masaje Shiatsu se basa en un principio mediante el que el estado de salud de una persona depende sobre todo en cómo fluye su energía vital a través de su cuerpo, algo que hace mediante unos canales conocidos como meridianos. Si se aplica determinada presión sobre estos meridianos, se pueden reconducir y mejorar notablemente la circulación de la energía, por tanto, también de la salud.

Con esta clase de masaje se consigue que la energía circule de forma más natural a través de nuestro organismo. Con ello se consigue una perfecta armonía entre cuerpo, mente y espíritu, haciendo que nuestro organismo goce de una mejor salud.

Hay que destacar que el manejo de la respiración es elemental para conseguir el máximo beneficio. De esta forma, el profesional que hace el masaje trabaja de acuerdo al ritmo cardiaco que tiene el paciente, de forma que todo vaya al mismo ritmo, al ritmo de la propia vida.

Además puede interesarte otro tipo de masajes como:

▶️ Masaje sueco masaje para eliminar las tensiones del cuerpo

▶️ Masaje ayurveda para aliviar dolencias tanto físicas como mentales

¿Para quién se recomienda el Shaitsu?

Esta técnica de masaje está indicada para cualquier clase de persona, independientemente de si están enfermas o no. Se puede hacer a bebés y también a ancianos e incluso para aquellas mujeres que se encuentren en estado de gestación, pero solo se puede hacer a partir del tercer mes.

El Shiatsu actúa directamente sobre la piel y los músculos, pudiendo influir en el funcionamiento de los órganos. Según el tipo de presiones que se lleven a cabo, se consigue estimular el sistema nervioso parasimpático, que es el que sistema relajante del cuerpo y el que puede activar el sistema inmunológico, haciendo que las defensas se movilicen, proporcionando una gran sensación de bienestar.

Si quieres ver un masaje shiatsu, no dejes de ver el siguiente vídeo:



Beneficios del masaje Shiatsu

  • El masaje Shiatsu aglutina un gran número de beneficios frente a otra clase de masajes. Entre ellos se encuentra el alivio y reducción de los dolores físicos y músculo-esqueléticos.
  • Tiene la capacidad de aumentar la flexibilidad del sistema músculo-esquelético y es un formidable modulador de todo lo relacionado con el tono muscular y del correcto funcionamiento de las articulaciones.
  • Nos ayuda a equilibrar correctamente el sistema nervioso gracias a las presiones ejercidas en determinados puntos de nuestro cuerpo, consiguiendo activar el sistema inmunológico y creando una formidable sensación de bienestar.
  • Tiene la capacidad de mejorar el sistema circulatorio gracias a la presión ejercida sobre determinadas zonas del cuerpo. Esto hace que se mantengan flexibles los vasos sanguíneos y previene el envejecimiento de las arterias. Se mejora la circulación de retorno y regula la tensión arterial.
  • Contribuye con un mejor cuidado de la columna vertebral. Algunas anomalías entre las vértebras pueden llegar a irritar el nervio correspondiente, pudiendo producir un gran dolor así como alteraciones en el aparato locomotor. Con las técnicas de presión se intenta el restablecimiento de la alineación de la columna para que ésta recupere de nuevo su equilibrio.
  • El masaje Shiatsu también equilibra el estado psicoanímico, proporcionando un gran bienestar físico, algo que repercute en el bienestar general. Además reduce los cuadros de tristeza, apatía, ansiedad, desánimo, fatiga, etc.
  • Ayuda a poder equilibrar las descompensaciones que puede tener el cuerpo como tensión arterial, temperatura corporal, digestión, función de los órganos y glándulas, etc.
  • masaje shiatsu con las manos

  • Mejora notablemente el control del sistema endocrino siempre que se aplique la presión a las glándulas, incluso de forma distal, lo que ayuda a poder intensificar su funcionamiento y consiguiendo el equilibrio entre los componentes de la sangre.
  • Tiene la capacidad de revitalizar la piel gracias a la estimulación de la circulación de los capilares que hay en los tejidos cutáneos. Activa las células que hay en la piel y mejora la secreción de las glándulas sebáceas.
  • También consigue mejorar la flexibilidad de la piel así como su hidratación y nutrición, y además tiene un efecto preventivo.

Contraindicaciones

A pesar de su gran cantidad de beneficios, también tiene sus propias contraindicaciones y en este caso no está recomendado para personas que tengan:

  • Enfermedades de la piel
  • Enfermedades de origen inflamatorio
  • Enfermedades del hígado y páncreas
  • Enfermedades infecciosas
  • Obstrucción intestinal severa
  • Procesos febriles

Opiniones Shiatsu

Las opiniones sobre el Shiatsu por parte de las personas que lo han recibido son muy variadas. Estos son algunos de los comentarios más generales:

  • Dependiendo del estado de nervios o del estrés que tenga la persona que se va a someter a uno de estos masajes, el paciente puede que no sienta que está en un momento ideal de relajación para la primera sesión. De hecho, incluso podría llegar a sentir algo de dolor, pero es una respuesta natural del cuerpo cuando se produce cierto desequilibrio, no hay que temer a esto.
  • Algunos pacientes han comentado que tenían agujetas tras una sesión de Shiatsu. También pueden llegar a tener alteración del sueño, ligeros dolores de cabeza o ganas de ir al baño con más frecuencia. A medida que se vayan haciendo las sesiones todo eso desaparecerá y comenzarán a aparecer los beneficios de los que os hemos estado hablando en este artículo.
  • Tras los posibles contratiempos de las primeras sesiones, la energía del cuerpo y el estado de salud se va normalizando, y los pacientes aconsejan no dejarlo. Superado este momento crítico hay que seguir practicando las sesiones para reforzar así el sistema inmunitario y corregir los desequilibrios de manera definitiva.
  • A pesar de todo ello, la opinión más generalizada es que merece totalmente la pena y que el Shiatsu no tiene efectos secundarios de importancia. La mayoría de pacientes están muy satisfechos con los resultados obtenidos; eso sí, recomiendan ponerse en manos de un masajista experimentado.