Comparteeee!!!

El masaje sueco no es más que el masaje básico que todos conocemos, el cual no tiene raíces asiáticas ni hindús, ni tan siquiera proviene de Suecia. Es el tipo de masaje común en occidente, también conocido como “Full Body Massage”, una técnica para eliminar las tensiones del cuerpo y reafirmar las articulaciones y los músculos en general.

Origen del masaje. Henrik Ling

En general, cuando hablamos del “masaje sueco” nos referimos a un masaje básico general, sin entrar en técnicas concretas o masajes específicos.



Este tipo de masaje se remonta al año 1830 y fue inventado por Henrik Ling. Ha sido el germen de muchas otras clases de masajes, lo que con el paso del tiempo han ido dejándolo un poco en segundo plano debido a la especialización más focalizada de otras técnicas.

Podemos complementar este tipo de masajes con alguno más específico como:

▶️ Masaje reductor

▶️ La presoterapia

Ling creó este sistema de ejercicios físicos con la finalidad de conseguir poder corregir y fortalecer las deficiencias corporales conocidas como “sistema Ling del movimiento”, en los que combinaba tanto ejercicio como masaje y sauna.

Para poder desarrollar esta técnica, Ling se inspiró en todos los conocimientos que había adquirido a lo largo de su vida en lo relacionado con anatomía, esgrima y la educación física. Para poder demostrar la eficacia de todos sus hallazgos fundó en el año 1814 en Estocolmo el Royal Gymnastics Central Institute.

masaje-sueco

A pesar de ello, tuvo que pasar un siglo para que el trabajo de Ling fuese reconocido así como sus técnicas, primero en Estados Unidos y posteriormente en Europa. Cabe recordar que la mayoría de masajes terapéuticos occidentales tienen su origen en el masaje sueco, lo que revela la importancia que tiene esta técnica.

¿Cómo dar un masaje sueco?

Como hemos dicho, se trata de un tipo de masaje que tiene como principal objetivo eliminar las tensiones del cuerpo así como reafirmar las articulaciones y los músculos. Proporciona un efecto tonificante y muy relajante y con ello se mejoran notablemente tanto la circulación sanguínea como la linfática. También consigue eliminar toxinas, aunque conoceremos todos sus beneficios al final del artículo.

En el masaje sueco el masajista se encarga de buscar los puntos del cuerpo donde se encuentra el dolor y la tensión, donde hace especial énfasis con sus movimientos. Es importante tener presente que aunque es muy seguro, es recomendable que aquellas personas que tengan fracturas, esguinces, moretones, diarreas, náuseas o fiebre que no se sometan a estos masajes.

Los movimientos que hace el masajista van siempre en contra del sentido de la circulación sanguínea. El motivo es que una de sus funciones principales es la de mejorar la actividad cardiovascular.

El masajista debe tener las manos impregnadas en aceite, con lo que podrá pasarlas por la piel de una forma mucho más fácil. Normalmente se suele utilizar aceite vegetal o incluso cremas corporales, por lo que quien recibe el masaje debe estar desnudo o solamente con lo necesario.

¿Cuándo se recomienda?

Habitualmente, esta clase de masajes está recomendada para aquellas personas que están sometidas a un gran estrés en su trabajo o incluso tengan que hacer un gran esfuerzo a lo largo del día. Con el masaje sueco se actúa sobre los centros del dolor, consiguiendo reducir las molestias acumuladas a lo largo del día por el esfuerzo físico.

También está recomendado para personas que tengan atrofias musculares, contracturas, distensiones, esguinces, artrosis, escoliosis, lumbalgia, dorsalgia, problemas circulatorios y del sistema linfático, arterioesclerosis y varices.

masaje sueco en el embarazo

Otra aplicación se encuentra en las personas que sufren de estreñimiento, como complemento para tratamientos anti celulíticos, para mujeres embarazadas (si el embarazo no es de riesgo), posparto (después de haber pasado la cuarentena), y en general para aquellas personas que necesitan fortalecer y tonificar los músculos

Teniendo en cuenta a las personas que pueden recibirlo, otros masajes que pueden interesarles además de este:

▶️ Masaje anticelulítoco

▶️ Masaje perineal

Beneficios del masaje sueco

Dentro de los muchos beneficios que trae consigo el masaje sueco, podemos destacar que mejora notablemente el aspecto de la piel, activa la circulación sanguínea y acelera la circulación linfática así como su efecto de drenaje.

masaje_sueco en piernas

También reduce la presencia del tejido adiposo porque acelera el metabolismo gracias al aumento de la circulación. Ofrece un efecto psicológico muy positivo sobre el paciente, quien se sentirá mucho más relajado tras un masaje de estas características.

Contraindicaciones y cuidados

No se recomienda cometerse a una sesión de este masaje si se sufre alguna clase de enfermedad tanto de la piel como del cabello, o si se tienen inflamaciones agudas con enrojecimiento, dolor, calor, etc.

Tampoco se recomienda si se cuenta con infecciones o enfermedades cancerosas, tuberculosas, tumorales o hemorrágicas; tras correcciones quirúrgicas de la columna, si se tienen enfermedades vasculares o sospechas de que se tiene tromboflebitis o flebitis.

Además hay que evitar estos masajes si se sufren traumatismos con herida abierta, fracturas y fisuras. También si se está pasando la fase aguda de las enfermedades reumáticas, úlceras internas, quemaduras y también alguna clase de lesiones cerebelosas, problemas con la vesícula, cálculos de riñón o incluso la enfermedad de Parkinson entre otras afecciones relacionadas con la salud.