Comparteeee!!!

El masaje tailandés es una técnica milenaria que se remonta a muchos siglos atrás en el tiempo y que se sigue haciendo como por aquel entonces. Se realiza sobre un futón en el suelo y se aplica por todo el cuerpo, incluidos pies y cabeza.

Orígenes

Según diversas escrituras se cree que fue creado por un doctor próximo a Buda y que se hizo con la intención de mantener su salud y la de sus discípulos en el mejor estado posible. Este doctor fue recopilando las técnicas más importantes durante un viaje por las ciudades más importantes de Asia, haciendo especial hincapié en la filosofía yóguica y también la medicina ayurveda.

A medida que fue pasando el tiempo, al masaje tailandés se le fueron uniendo otros métodos, pero sin modificar en ninguna forma los principios terapéuticos que fueron la base para la creación de esta técnica y donde se busca que haya un equilibrio tato físico como emocional y mental.

Qué es el masaje tailandés y cómo se aplica

Se trata de un masaje completamente diferente a cualquier otro que estemos acostumbrados a recibir porque rompe con los estereotipos que se tienen de los masajes.

No se utiliza camillas, ni aceites corporales ni se actúa sobre la espalda, todo se hace sobre un futón en el suelo, la persona que recibe el masaje debe llevar ropa cómoda que permita los movimientos y no se utilizan aceites de ninguna clase. Puede parecer algo extraño, pero todo aquel que lo prueba acaba repitiendo.

masaje tradicional tailandes

En esta clase de masaje se combinan diferentes técnicas y manipulaciones en forma de estiramientos y presiones. El principal objetivo es el de liberar tensiones del cuerpo y también hacer que él mismo pueda autorregularse por sí solo.

El masaje tailandés es fuerte e intenso, pero no llega a ser doloroso siempre que lo haga un profesional en este campo. Será el encargado de determinar el grado de presión que realizará, siempre evaluando el umbral del dolor que tenga cada persona.

Diferencias con el masaje Shiatsu

Realmente estos dos tipos de masajes no tienen nada que ver, a pesar de que a veces se les relaciona. Es cierto que existen masajes combinados Shiatsu-Tai que emplean técnicas de ambos masajes, pero en realidad son dos estilos bien diferenciados.

Al contrario que el Tailandés, el masaje Shiatsu es de origen Japonés basado en la Medicina Tradicional China. Fundamentalmente se aplica en los puntos de digitopuntura, utilizando técnicas de acupuntura o acupresión, pero utilizando los dedos y las manos en lugar de agujas.

Para quién se recomienda

Esta clase de masajes está recomendada para cualquier clase de personas dado que puede adaptarse a todas ellas. Además puede adaptarse al físico de cada persona, pudiendo ser suave, medio o fuerte, aunque normalmente suele ser de medio a fuerte, pero sin producir dolor.

Beneficia a persona que tengan debilidad, estrés, dolores articulares y musculares y cansancio así como a deportistas. También es ideal para personas sedentarias que necesitan reactivar sus músculos y reactivar su circulación sanguínea, el aparato locomotor, sistema nervioso y endocrino.

En el siguiente vídeo puedes observar como se realiza un masaje tailandés:



El masaje tailandés ayuda a superar molestias articulares y musculares, también evita contracturas, permite entrenar mejor a los deportistas y mejorar su rendimiento.

▶️ Si quieres más información sobre el masaje deportivo lee este post Masaje deportivo

Modalidades y técnicas de masaje tai

Aunque no se puede decir que existan varios tipos masaje tailandés, sí se puede decir que hay varias técnicas de manipulado muscular mediante masajes y estiramientos. Para ello se usan varias partes del cuerpo como pueden ser los pies, rodillas, brazos, manos, etc. y que gracias a ellas se consigue hacer presión sobre el cuerpo.

masaje tailandes clasico

Esta presión realizada sobre las zonas afectadas es la base de esta clase de masajes. Por ejemplo, el pie es muy usado para presionar lo que se conoce como músculos mayores.

Además se suman los estiramientos y las diferentes posturas que tendremos que adoptar para que el profesional pueda realizar correctamente su masaje y así poder activar la zona que está trabajando.

Beneficios del masaje tailandés

  • Uno de sus beneficios es reactivar la irrigación sanguínea en la zona en la que se haya trabajado. Consigue una mejor recuperación de algún problema muscular que se pueda tener y también una mejor salud en la zona en la que se haga el masaje.
  • Este masaje también consigue eliminar tensiones por lo que también se mejora el tono muscular de la zona que se ha trabajado, consiguiendo eliminar el agarrotamiento de las articulaciones, lo que hace que se eviten sus lesiones futuras.
  • No solo se consigue mejorar el estado general del cuerpo sino que aumentará tanto la flexibilidad como la movilidad articular de nuestro cuerpo. También nos ayudará a fortalecer las articulaciones y nos ayudará a mejorar la conciencia corporal que tenemos, haciendo que podamos controlar mejor nuestro cuerpo.
  • Para aquellas personas que practiquen deporte, independientemente de si lo hacen todos los días o días alternos, el masaje tailandés es muy beneficioso porque facilita exponencialmente la amplitud de movimiento. Esto permite a los deportistas una correcta ejecución tanto de los ejercicios como de las posturas que deban adoptar en su práctica.
  • También ayuda a mejorar la energía interna y la proyección en el momento de hacer ejercicio porque tendremos más energía y más ganas de hacer las diferentes rutinas de entrenamiento que solamos hacer. A ello hay que sumar la gran cantidad de beneficios psicológicos porque nos ayudará a relajarnos pero también será como una forma de evadirnos de la rutina diaria.

masaje tai

Cuidados y contraindicaciones

A pesar de la gran cantidad de beneficios que tiene asociados el masaje tailandés hay que comentar que también tiene sus contraindicaciones y que no todo el mundo puede recibirlo. En este caso las personas que no pueden disfrutar de este masaje son:

  • Aquellas que tengan hipertensión o alguna clase de cardiopatía considerada como grave; mujeres embarazadas, personas que padecen osteoporosis, arterioesclerosis, enfermedades reumáticas agudas, tromboflebitis y/o estados febriles.
  • Tampoco lo pueden recibir personas que tengan hiper laxitud artivular, glaucoma, aquellas personas que lleva alguna clase de prótesis o articulaciones artificiales (rodilla, cadera, etc.) y lesiones en la columna vertebral entre otros.
  • Para finalizar, es muy importante destacar que tanto la persona quien va a dar el masaje como el que lo va a recibir, si tienen dudas sobre si sería aconsejable hacer el masaje o no, siempre será mejor decir que no, lo que prevalecerá será el principio de la prudencia para evitar cualquier clase de problema físico posterior.
  • Si aun así la persona tiene intención de recibirlo, lo más aconsejable será que consulte con su médico para que éste le aconseje sobre si puede ser peligroso para su salud.